sábado, 10 de noviembre de 2012

pasos

Como sabemos, existen multitud de formas de hacer nuestras propias reproducciones de árboles para nuestras viñetas o dioramas.

Quizá sea esta la más habitual entre los modelistas. Y no son otros que los árboles creados a partir de un manojo de hilos de cobre para construir o dar forma a la estructura de nuestro árbol.

Los materiales que necesitaremos serán los siguientes:

1º.- Hilo de cobre. Es recomendable coger un cable con grosor, más que nada porque cuanto más grosor más hilos contiene en su interior y más fácil nos resultará el poder trabajar después.
2º.- Cinta de carrocero o de pintor.
3º.- Un pincel del número 8. Cualquier marca es buena, aunque no es recomendable usar pinceles caros para este tipo de trabajos. Normalmente se suelen tirar a la basura porque ya no son útiles para otras cosas posteriores.
4º.- Acetona.
5º.- Das Pronto o pasta de modelar. O en su defecto masilla de dos componentes. La elección de este tipo de material de modelismo dependerá de la costumbre que tengamos a la hora de usar uno u otro producto. Aunque nunca es tarde para probar cosas nuevas. "Por probar no se pierde nada".
6º.- Un cepillo de dientes viejo o de bajo coste.
7º.- Un cepillo de cardas metálicas. De venta en ferreterías o en superficies dedicadas al bricolaje.
8º.- Y por último, un palillo de barbacoa o de pincho moruno.


NOTA: Tutorial del modelista español Joaquín (OSO), miembro del foro Cota 35.


 

El proceso

Paso 1.- Cortamos un trozo de cable igual a la altura del árbol que queramos hacer, más o menos, siempre podremos luego alargar el tronco como veremos, eliminamos la cubierta de plástico que cubre el cobre.  
Paso 2.- Separamos grupos de hilos de cobre para empezar a hacer lo que serán las ramas principales. 
Paso 3.- Retorcemos la base de lo que será nuestro tronco para empezar a trabajar. 
Paso 4.- Encintamos el tronco con el fin de que no se nos abra el grupo de hilos, hay que apretar fuertemente la cinta alrededor de los hilos. 
Paso 5.- Separamos los grupos de hilos que serian las ramas y que formamos en el paso 2. 
Paso 6.- De cada grupo de hilos principal, lo retorcemos nuevamente (Una cosa MUY IMPORTANTE a tener en cuenta a la hora de retorcer los hilos, es que siempre hay que hacerlo en el mismo sentido, si decidimos girar los hilos en sentido horario, cada vez que giremos un nuevo hilo, hacerlo en el mismo sentido, si no lo que ocurre es que se acaban deshaciendo los grupos de hilos que hayamos retorcido anteriormente), para formar el grueso de esa rama, cuando hayamos retorcido un tramo, volvemos a separar grupos de hilos, una vez separados los nuevos grupos, damos un par de giros al grupo justo donde se produce la bifurcación de nuevas ramas, volvemos a retorcer los grupos nuevos. 
Paso 7.- Este es el aspecto que va tomando una rama al llegar a los extremos de los hilos, al ser tan maleable, no nos debemos de preocupara ahora de la forma, cuando acabemos con todos los grupos de hilos, podemos colocar las ramas a nuestro antojo y buen hacer. 
Paso 8.- Otra vista de como avanza la realización de ramas. 
Paso 9.- Aquí un nuevo grupo de cables dispuesto para la realización de otro grupo de ramas. 
Paso 10.- Como veis de nuevo, provocamos la división del grupo de cables. 
Paso 11.- Ramas terminadas, el árbol casi listo a excepción de un par de grupos de hilos. 
Pasos 12, 13 y 14.- Repito el proceso de nuevo en los últimos grupos de hilos. 
Pasos 15 y 16.- Vista del conjunto terminado y ramas situadas. 
Pasos 17 y 18.- Ahora viene el momento de utilizar la masilla o pasta de modelar. Tomamos una porción de la misma, la disolvemos con acetona y con el pincel viejo vamos tapando las ramas de lo que será la copa del árbol, hay que insistir tantas veces como haga falta, ya que tenemos que ir tapando la estructura de los hilos, a medida que pongamos capas ira tomando cuerpo, es mejor no hacerlo muy diluido para evitar que se alargue este proceso. 
Pasos 19, 20 y 21.- Ahora que ya he comido, tengo dispuesto el palo del pinchito moruno, puesto que quiero hacer un árbol un poco mas alto, pues corto un trozo de palo doble a lo que tengo de tronco, de esta manera podré clavar parte del palo dentro del grupo de hilos y la otra parte me servirá para soporte del tronco inferior. 
Pasos 22, 23 y 24.- Preparamos "gusanillos" de pasta Das Pronto (como he dicho antes cualquier otra vale, incluso seguro que hay otros métodos (es cuestión de probar) más una mezcla de cola blanca y agua, y vamos cubriendo el tronco con esta pasta. Vamos aplicando con un pincel la disolución de cola blanca y agua para ayudar a que pegue bien la pasta, incluso os diría de dar cola pura a la base. 
Pasos 25 y 26.- Una vez cubierto todo el tronco, texturizamos con el cepillo de cardas metálicas la superficie del tronco (para conseguir una superficie rugosa), y con el cepillo de dientes (para conseguir menos rugosidad). Incluso se puede ir alternando ambos procesos o elegir uno de los dos. Todo dependerá del tipo de ábol que queramos hacer y/o de la sensación que queramos conseguir. 
Pasos 27 en adelante- Ahora toca pintarlo. Es aconsejable mirar y mirar manuales y tutoriales acerca de este paso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada